DESPUES DE TANTO TIEMPO AUSENTE          ME OLVIDO DE QUE SIGO VIVO


HaBLANDO DE TI

EL NÁUFRAGO ËLAN

Programa 115 - muerte súbita en el deportista


Los deportistas de competencia son considerados como una parte especial de la sociedad debido a su estilo de vida extraordinario y por que representan salud e invulnerabilidad. Son capaces de rendimientos físicos admirables o extraordinarios. La posibilidad de que deportistas aficionados y profesionales, puedan padecer enfermedades cardiacas potencialmente letales o ser susceptibles de una muerte súbita inesperada durante la práctica deportiva, parece una contradicción.

Este tipo de suceso se conoce como "muerte súbita en el deportista". Llamamos muerte súbita del deportista a la ocurrida de forma inesperada durante la práctica deportiva, de entrenamiento, o en competencia en atletas recreativos y profesionales, con enfermedad cardiaca conocida o no. El número de deportistas que mueren por esta causa crece año con año, así como el interés de la comunidad científica por éste fenómeno.

Este tipo de incidentes sucede en todos los estratos del deporte. Irónicamente, tanto deportistas recreativos que inician una rutina para mejorar su salud como atletas de alto rendimiento, con el mejor equipo de profesionales y médicos como respaldo, han sido víctimas de este tipo de suceso. Entonces, ¿cómo se explican estos casos? Y ¿cómo lo prevenimos?

Primero hay que entender que la muerte súbita generalmente se produce por un trastorno en la función del corazón relacionado a latidos muy rápidos e ineficientes (taquicardia o fibrilación ventricular) lo cual impide al corazón bombear la sangre adecuadamente al resto del cuerpo. Este evento cardiaco es asintomático y, sin el protocolo de resucitación temprana, en minutos termina con la vida de una persona.

Factores de Riesgo

Género: Hay una gran predisposición del género masculino en SCA y SCD. La muerte súbita del deportista es mucho más frecuente en hombres que en mujeres en una proporción 10:1, sugiriendo que el sexo masculino es en sí mismo un factor de riesgo.

Edad: La incidencia de SCD en deportes es 4-5 veces mayor en grupos de atletas mayores de 35 en comparación con atletas de menos de 35 años. La muerte súbita en deportistas de más de 35 años está relacionada con enfermedades cardiacas relacionadas al incremento de la edad.

Etnicidad: La raza también determina la incidencia. Los atletas de raza negra (afroamericanos, afrocaribeños, orientales africanos y africanos occidentales) tienen mayor incidencia que los atletas caucásicos en estos ataques.

Tipo de deporte: Las disciplinas deportivas varían con respecto a la magnitud de la demanda sobre el sistema cardiovascular. Según la clasificación de Mitchell de los deportes, aquellos de componente dinámico alto y componente estático alto tienen mayor riesgo, como boxeo, ciclismo, triatlón, patinaje sobre hielo, remo, por mencionar algunos, y en los que hay un gran consumo de oxígeno, sobrecarga de volumen, aumento en la presión arterial y sobrecarga de presión al corazón. En Estados Unidos se encontró la mayor incidencia de SCA y SCD en atletas jóvenes de baloncesto universitario.

¿Solución?

Italia es un ejemplo a seguir, ya que por ley, desde hace treinta años, a cualquier adolescente que desee practicar un deporte de equipo o individual que le exija un entrenamiento regular debe hacerse una revisión médica (que incluye electrocardiograma) realizada por especialistas, los cuales, en caso de normalidad, emiten un certificado de aptitud para el deporte.

Por último, la muerte súbita en aficionados al deporte que entrenan regularmente para maratones y/o eventos de resistencia podría reducirse si se realizaran campañas de sensibilización y educación donde se promovieran los estudios específicos antes de comenzar a entrenar. Por lo general, los deportistas profesionales que llegan a competir en ligas u organizaciones serias les exigen a sus atletas exámenes médicos precisos, que en muchas ocasiones no sólo piden estudios fisiológicos más obvios, sino también del corazón y el cerebro para finalizar una contratación. Pero muchos de los individuos que comienzan a practicar actividades físicas de manera recreativa —especialmente los que se inician como adultos en una edad mayor— no tienen la costumbre de hacerse los estudios médicos necesarios para asegurarse de estar adecuados para realizar estas actividades. Aunque también esto puede abarcar a muchas personas que han hecho deporte toda la vida.

De todo ello y más hablamos con nuestro médico de cabecera, el doctor Guillermo Gil. Puedes escucharnos aquí.

- Contacta - 

Si te apetece entrar en el mundo de ëlan no dudes en seguirnos.
Dispones de nuestras redes sociales: facebook, twitter, instagram y youtube donde mantenerte informado. 

      

elnaufragoelan© 2015 All Rights Reserved - lossilenciosdeelan@gmail.com