DESPUES DE TANTO TIEMPO AUSENTE          ME OLVIDO DE QUE SIGO VIVO

HaBLANDO DE TI

EL NÁUFRAGO ËLAN

Programa 111 - emociones (sorpresa - asco - alegría)


Hablamos con Xavier Sanmartin sobre el programa final del especial que iniciamos hablando sobre inteligencia emocional. En esta ocasión hablamos sobre las tres emociones sorpresa, asco, alegría.

Sorpresa

La sorpresa es sin duda una de las emociones básicas más singulares. De hecho, como primera muestra de su singularidad, cabe destacar la polémica existente entre los psicólogos actuales acerca de sus connotaciones de emoción básica, llegando incluso a cuestionar que se trate de una auténtica emoción. No obstante, son mucho más numerosos los criterios y los autores que sí la incluyen entre las emociones básicas.

Otra singularidad de la emoción de sorpresa proviene de su tono hedónico, ya que aunque anecdóticamente se ha considerado a la sorpresa como una emoción positiva, en realidad se trata de una reacción emocional neutra, que no puede ser clasificada en base a su afecto positivo o negativo, como agradable o desagradable. Por tanto, su singularidad es la de ser la única emoción carente de tono hedónico. Sin embargo, este aspecto no la descalifica como emoción básica, ya que el tono hedónico emocional, además de su polaridad, tiene una gradación, y esta última no sólo depende del tipo de emoción, sino de la intensidad con la que se dispare en cada situación. En este punto conviene hacer una aclaración importante, y es que afecto positivo y afecto negativono son los dos extremos de un mismo continuo, sino que son sistemas afectivos diferentes y parcialmente independientes entre sí. En efecto, se trata de dos dimensiones unipolares, una positiva y otra negativa, en cuyo punto de intersección se sitúa la sorpresa.

Una última característica propia de la sorpresa viene dada por el hecho de ser la emoción más breve de cuantas existen. De este modo, esta emoción se produce de forma súbita ante una situación novedosa o extraña, y desaparece con la misma rapidez con la que apareció. Además, suele dar lugar, también de un modo muy rápido, a la aparición de otras emociones, en concreto la que sea más congruente con la situación estimular desencadenante de la sorpresa.

En cuanto a las funciones de la sorpresa, tal y como ocurre con la mayoría de las emociones básicas, las funciones adaptativas son las que juegan un papel más prominente. Así, la sorpresa facilita la aparición de una reacción emocional y conductual apropiadas ante situaciones novedosas. Para ello, elimina las actividades residuales en el sistema nervioso central, que pueden interferir con la reacción apropiada ante las nuevas exigencias de la situación. De este modo, produce el bloqueo de otras actividades y la concentración de esfuerzos en el análisis del evento sorprendente o inesperado, que es mayor cuando las condiciones tienen una alta relevancia motivacional.

Asco

Como todas las emocioneses asco también tiene su función. Al igual que el miedo nos protege de diferentes estímulos peligrosos que pueden comprometer nuestra vida, el asco también es una emoción básica y universal necesaria para asegurar la supervivencia del organismo, ya que lo protege de la ingestión oral de sustancias y objetos peligrosos para el organismo o del contagio de enfermedades.

A nivel fisiológico podemos sentir náuseas, activación del sistema nervioso parasimpático, mareos... como una reacción natural del cuerpo a alejarse de ese estímulo. Por último, a nivel conductual llevamos a cabo claras conductas de repulsión, escape y expresiones faciales típicas y universales que nos sirven para comunicar nuestro desagrado.

También se ha comprobado como el asco, además de ser una emoción básica y común a todas las especies, en el ser humano tiene una particularidad, y es que ha sido una emoción "ampliada! por las influencias sociales y culturales.

Alegría

La alegría es la emoción que produce un suceso valorado como favorable como puede ser:

    - La consecución de metas (resolver un problema difícil…),

    - Los acontecimientos positivos (aprobar un examen, enamorarse, tener un hijo, superar una enfermedad…),

    - Determinados hechos que corroboran que somos valiosos para los demás (recibir un elogio, gustarle a otra persona…).

En general la alegría se da cuando creemos que estamos haciendo progresos hacia la realización de nuestros objetivos. La alegría facilita la empatía, lo que favorece la aparición de conductas altruistas, de compromiso social y voluntario.Genera actitudes positivas hacia los demás y hacia uno mismo.

La alegría mejora la autoestima, la autoconfianza, las relaciones sociales, el rendimiento cognitivo, la creatividad, el aprendizaje, la memoria, aumenta la disponibilidad para enfrentarse a nuevas tareas, favorecen la conducta exploratoria y ayuda a superar el miedo.

Cuando la alegría se desborda estamos ante una situación de euforia, en la que hay una activación total, esto nos empuja a la acción y al contagio desbordante. Los acontecimientos negativos si nuestro estado de humor es eufórico (alegría) tienen menos efectos.

Si quieres escuchar el programa te invito a que pinches en el siguiente enlace.

- Contacta - 

Si te apetece entrar en el mundo de ëlan no dudes en seguirnos.
Dispones de nuestras redes sociales: facebook, twitter, instagram y youtube donde mantenerte informado. 

      

elnaufragoelan© 2015 All Rights Reserved - lossilenciosdeelan@gmail.com